miércoles, 15 de junio de 2011

TOMBUCTÚ


    TOMBUCTÚ. Una  vez más repito  tu nombre, desde niña   tantas  veces imaginado  y me sumerjo en tu sueño. 
Sueño  de bellas princesas  envueltas  en seda  esperando que  de  entre la  arena  surja  ese príncipe  teñido  de  azul,  ese Tuareg  de ojo  negros  y manos  fuertes.   
Imagino   esas  grandes  caravanas,  cargadas  de riquezas, que  sin  ser joyas  son apreciadas por  aquellos  que  confluyen  de cualquier parte del  Sáhara.
El paso  del tiempo convirtió  aquellos hombres poderosos  en artesanos, nómadas  de su  destino, que siguen  en  aquel “lugar  lejano”, imaginado, soñado,  buscado por aquellos que persiguieron tu nombre.
Divago,  cual fue  tu pasado, quién  fue  aquel príncipe  que  enamoró  aquella princesa.

6 comentarios:

  1. Preciosa imagen y buen txto!!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Yolanda espero que un día llegue de nuevo el príncipe soñado, que llegue de vuestra mano repartiendo ilusiones perdidas, mis felicitaciones por la labor desarrollada. Que la luz del desierto ilumine vuestra andadura.
    Xavier Nájera

    ResponderEliminar
  3. Anita, gracias.
    D. Xavier espero que lo conozcamos juntos y compartir la luz y la ilusión.

    ResponderEliminar
  4. Great capture, very nice blog! Keep it up.

    ResponderEliminar
  5. Bonita foto y bonito texto. Yolanda me he permitido entrar a tu blog porque lo he visto en tu página y a mi también me gusta contar histórias mediante la palabra además de la fotografía. Tu lo haces maravillosamente...

    ResponderEliminar
  6. Otra vez gracias Amparo. Pues venga anímate, seguro que las tuyas son fantásticas también, avisame. Supongo que va unido, nos gusta fotografiar porque nos gusta expresar. Un abrazo.

    ResponderEliminar